Reprimen de nueva cuenta a mujeres indígenas por violentar cuarentena por COVID-19

Un grupo de 15 mujeres indígenas de origen mixteco que fueron reprimidas con exceso de fuerza pública presentaron una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por el abuso de autoridad cometido por policías del municipio de Tlaxiaco.

Esta es la segunda queja  Presentada por la Unión de Mujeres Artesanas de la Mixteca y por el Centro de Derechos Humanos para los Pueblos Indígenas (Cedhapi) que encabeza Maurilio Santiago Reyes en contra del presidente municipal de Tlaxiaco,  Gaudencio Ortiz, quien a pesar de las medidas cautelares que tenían las afectadas, volvió a  ordenar un operativo para retirarlas de sus puntos de ventas, argumentando que no había permisos por la contingencia por la pandemia del Covid-19.

En el expediente de queja, las mujeres golpeadas alegan que el gobierno municipal se niega a entregarles ayudas como apoyos económicos por la falta de ventas y ante la desesperación de no tener recursos para sostener sus hogares decidieron vender, respetando la sana distancia y el uso de cubrebocas.

En las pruebas documentales que presentaron ante los organismos de derechos humanos, las afectadas exhiben los videos de las dos agresiones donde se aprecia que, al oponer resistencia para retirarse de la vía pública, son golpeadas por policías municipales.

En esta segunda agresión según algunos reportes, las vendedoras informales ya habían llevado a cabo la toma del palacio municipal, por lo que las autoridades policiacas les realizaron una invitación a retirarse a lo cual accedieron, sin embargo, pretendían nuevamente plantarse afuera del edificio, por lo que, al percatarse de ello, ciudadanos organizados y policías municipales llevaron a cabo el desalojo de los ambulantes.

Al respecto, el Presidente Municipal de Tlaxiaco, Gaudencio Ortiz Cruz, resaltó tener el respaldo de la población en sus acciones, ya que los mismos ciudadanos se sumaron a defender los espacios públicos y la zona centro.

Cabe señalar que los vendedores durante la toma del palacio municipal solicitaban una mesa de diálogo con las autoridades municipales ya que presuntamente, la situación de la pandemia fue aprovechada para desalojarlos, refiriéndoles que no podían permanecer en el lugar ante algún posible contagio, sin embargo, muchos de ellos únicamente cuentan con esa entrada de capital para el sustento de sus familias.

En consecuencia, el pleno de la Cámara de Diputados determinó ordenar la comparecencia del presidente municipal de Tlaxiaco, Gaudencio Ortiz para que explique su actuación, porque violentó garantías constitucionales en agravio de las mujeres.

Mientras tanto la Fiscalía General de Justicia informó que ya se integró una carpeta de investigación por el abuso de autoridad cometido  por un uso excesivo de la fuerza en contra de las afectadas por parte de la policía municipal y el ayuntamiento de Tlaxiaco.

También podría gustarte
EN VIVO: W Radio