Temen desborde del río Verde en la región de la Costa

Pobladores de San José Río Verde, La Boquilla, Río Viejo, Coyuché, La Tusa y otras comunidades aledañas de Santiago Jamiltepec, sienten temor cada temporada de lluvias, por el rápido aumento del caudal de un afluente del río Verde que se filtra e inunda viviendas, terrenos de cultivo y calles, al no ser contenido por un bordo de protección que, denuncian, es ineficiente.

Los afectados, reunidos en la Agencia Municipal de Río Verde, realizaron una caminata hacia el bordo para visibilizar este problema, ya que dijeron sentirse ignorados por autoridades federales y estatales.

“Lo que estamos pidiendo es que se abra el cauce del río, que se eleve el bordo de protección y que se le dé mantenimiento porque tiene años que no se le ha dado”, explicó la agente municipal de Río Verde, Silvia Callejas Ramírez.

Junto con abrir el cauce original del río, solicitan que el arroyo, llamado Miniyacua, se conecte al cauce original; “tenemos los oficios, pero jamás se han tomado la molestia de darnos respuesta”, secundó el ingeniero Iraís Iglesias.

Los oficios respectivos, indicaron, se presentaron el 17 de junio en dependencias de Conagua, en la ciudad de Oaxaca, a la subdelegada de Programas de Bienestar del gobierno federal, al delegado Protección Civil de Pinotepa Nacional y al residente de Conagua de San José del Progreso. Al ayuntamiento de Jamiltepec, en tanto, hicieron llegar copia de los acuses respectivos y a principios de agosto sostuvieron una reunión con autoridades municipales, de Protección Civil y Conagua en esta comunidad.

“Cada año sentimos miedo de que en cualquier momento el río se va a salir, va a matar ganado, va a dañar diferentes cosechas y todos comemos del maíz, trigo, limón, de la papaya; pedimos a las autoridades que por favor se fijen en nosotros, somos una comunidad afrodescendiente, tenemos voz y voto, cada año vienen y nos hacen promesas, lo que queremos es que actúen por el bien de todos”, expresó Eduardo Díaz.

Los pobladores también comentaron que se han presentado dos casos de dengue y la presencia de varios cocodrilos; “a un señor de Pueblo Nuevo le quitaron su pierna, andaba pescando en la presa y se han comido animalitos, perros”.

Con el apoyo de los vecinos y de un comité de protección civil local, representado por el profesor Isidro Rodríguez Barrios, decidieron construir un albergue junto a la iglesia católica. “Pensamos arrancar este domingo con esa obra, pero es con apoyo de todo el pueblo para hacer ese albergue y ya tengan las personas un lugar donde refugiarse en tiempos de lluvia”.

Para poder concluir pronto este recinto, la agente solicitó apoyo de sus paisanos que están en Estados Unidos. “También son de aquí y es su gente la que está sufriendo, que nos apoyen con un poquito para poder terminar ese albergue”.

También podría gustarte
EN VIVO: W Radio