Gabriel Soto e Irina Baeva ratifican denuncia en contra de Laura Bozzo

Gabriel Soto e Irina Baeva ratifican denuncia en contra de Laura Bozzo
Este proceso legal inició en marzo, pero hace unos días los actores acudieron a la Fiscalía General de Justicia de la CDMX para presentar pruebas.

El pasado lunes 17 de agosto, Gabriel Soto, de 45 años e Irina Baeva, de 27, acudieron a la Fiscalia General de la CDMX para ratificar la demanda que iniciaron en contra de Laura Bozzo, de 69, desde marzo pasado. En dicha demanda, acusan a la conductora de daño moral, difamación, acoso, discriminación y amenazas.

Los actores decidieron iniciar esta batalla legal luego de que en noviembre de 2019, la peruana asegurara en un programa en vivo, que Soto no se hacía responsable de sus hijas porque prefería pasar tiempo con su nueva novia. Esta declaración desató el enojo del galán de telenovela, y de inmediato le pidió a la conductora que dejara de hablar sobre las niñas, pues además de ser menores de edad, no son figuras públicas.

Al ser abordado por los medios de comunicación, en la PGJ, Gabriel comentó: “Venimos a ratificar, efectivamente, una denuncia que interpusimos, y bueno, aquí está mi abogado Gustavo que les va a explicar y les puede dar más detalles, yo la verdad es que no puedo hablar más del tema. Simplemente es una denuncia contra personas que hablan sin fundamentos, con agresiones, y no solamente de mis hijas, sino de mi pareja, y es el proceder”.

Y tal y como el actor lo dijo, su abogado, Gustavo Herrera, dio más detalles: «El motivo es una serie de declaraciones que hizo la señora Laura Bozzo en contra de Gabriel Soto e Irina Baeva en el programa de ‘El Gordo y la Flaca’. Realmente se expresó de ellos de una forma muy despectiva, discriminándolos de manera peyorativa, inclusive usa palabras altisonantes en contra de Irina».

«Laura también ha opinado sobre la vida privada de los dos, haciendo comentarios que denuestan a la persona, la dignidad, la integridad, la seguridad y honorabilidad de los dos. Usa insultos, hace comentarios discriminatorios, de índole sexual, violentos y hasta amenazas sin tener ningún derecho”, agregó.

Herrera aseguró que sus clientes saben que el asunto no es un delito grave, así que Laura no irá a la cárcel, pero si la vinculan a proceso podrían determinar medidas cautelares en su contra; tampoco quieren que les ofrezca una disculpa pública ni nada por el estilo, y que por ello sólo emitieron “una orden para que ya no se exprese, que no se acerque, que no los moleste, que no vuelva a hacer ese tipo de comentarios (sobre la pareja y las hijas del actor)”.

Por último, el abogado aseguró que este lío le ha traído problemas a la actriz rusa: «A Irina le ha generado un daño psicoemocional por las amenazas, por las expresiones que ha hecho esta señora. Pero esas pruebas en materia de pruebas periciales en psicología tendrán que desahogarse. Irina tiene temor, tiene miedo, porque los antecedentes de Laura Bozzo son de una persona muy agresiva, violenta; conocemos recientemente el problema que tuvo con Alfredo Adame”.

En próximos días, Bozzo tendría que presentarse ante tal instancia para aclarar su situación respecto a los actores, ya que estos presentaron las pruebas suficientes que confirman su demanda.

También podría gustarte
EN VIVO: W Radio