Cierran 17 restaurantes de Oaxaca de Juárez ante crisis por la pandemia

Al iniciar siete semanas consecutivas de la reactivación laboral, los restaurantes de la capital de Oaxaca siguen agonizando.

En el último mes, la falta de ingresos llevó al cierre definitivo de 17 establecimientos, recorte de horarios, turnos, así como de personal en al menos un 50 por ciento.

“Sin ingresos, no hay establecimientos que aguanten”, señaló el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) Oaxaca, Fernando Martín Sedano.

Fue el 6 de julio cuando Oaxaca entró a semáforo naranja y comenzó actividades comerciales, en el caso del sector restaurantero con un 40 por ciento de su capacidad, autorizada para brindar el servicio.

Luego de seis semanas consecutivas, “no nos ha ido bien, la verdad es que la gente no está saliendo, no está visitando los restaurantes, turismo no tenemos, estamos muy mal, esa es la realidad”, indicó el líder restaurantero.

Hasta este momento -agregó- no están ni operando al 30 por ciento lo que los ha llevado a recortar horarios de trabajo y turnos.

Con esto los empleos se han reducido al 50 por ciento o más.

“En muchos casos, empresas que operaban con 20 personas lo están haciendo con cinco”, destacó.

Entre el sector hay incertidumbre de lo que vendrá a futuro ya que el incremento de comensales dependerá de la disminución de número de contagios de COVID-19.

La crisis no es diferente en otras partes del país, de acuerdo con Francisco Fernández Alonso, presidente nacional de la Canirac, el confinamiento por la pandemia de la COVID-19 han provocado el cierre de 90 mil restaurantes en México, en su mayoría micro, pequeños y medianos negocios.

“No nos alcanza para la renta, no nos alcanza para pagar salarios, la misma nueva normalidad nos hizo comprar muchas cosas para los temas de salud. Nadie se ha podido recuperar en el sector y creo que en ninguno. Esto va a tardar y de acuerdo a las condiciones de cada negocio que pueda seguir aguantando”, destacó Fernando Martín Sedano.

La situación se ha vuelto insostenible -destacó-, ninguna de las estrategias ha logrado incentivar el gasto.

Han realizado ventar en línea, lanzado promociones, entrega a domicilio, “pero ya no vemos la manera. Esto va a llevar al cierre de más establecimientos. Hoy platicaba con una persona con tres sucursales y el siguiente paso es cerrar una. El problema fuerte es que muchas familias dependen de la industria restaurantera”.

También podría gustarte
EN VIVO: W Radio