Realizan monitoreo de cocodrilos y mamíferos en Parque Nacional Lagunas de Chacahua

El Parque Nacional Lagunas de Chacahua ubicado en la costa oaxaqueña, en el Municipio de Villa de Tututepec tiene una gran diversidad tanto de flora y fauna silvestre, cuenta con alrededor de 541 especies que corresponden tanto como a invertebrados, peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos de los cuales al menos 86 de estos se encuentran en alguna categoría de amenaza.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas es la encargada de vigilar la salud de sus ecosistemas por ello se realizan monitoreos de forma periódica en esta importante reserva natural, así lo indica la Bióloga Patricia Hernández López, quien funge como Técnico Operativo y es Coordinadora del Monitoreo Biológico del Parque Nacional Lagunas de Chacahua.

“Actualmente se cuenta con dos brigadas que se especializan en 3 grupos biológicos, cocodrilos, mamíferos y tortugas, en el caso de los cocodrilos se lleva a cabo un monitoreo en todo el sistema lagunar del parque nacional y se hacen censos nocturnos, esto con la finalidad de conocer cuántos individuos hay de cada grupo y como se distribuyen dentro del parque, para poder así hacer un diagnóstico como se encuentra la fauna que habita en esta importante reserva natural.

Las brigadas comunitarias han sido capacitadas para poder tomar estos datos con diferentes técnicas dependiendo del grupo a monitorear, están integradas principalmente por ciudadanos de las comunidades de El Azufre, Chacahua, Cerro Hermoso y Campamento Cerro Hermoso”.

De acuerdo con datos obtenidos del monitoreo del año pasado, la población de cocodrilos acumulado durante el año en todo el complejo lagunar Lagunas del Chacahua, ha sido una población de más de 800 ejemplares entre las dos especies de estos reptiles que habitan en la zona, así lo menciono la funcionaria de la CONANP.

“Las dos especies que se presentan son cocodrilo moreletii especie endémica de la zona y cocodrilo acutus, una especie introducida, la mayor población de cocodrilos se concentra en la laguna de Palmarito y en la zona conocida como agua dulce”.

Señaló que estos reptiles no representan un riesgo para las comunidades asentadas cerca del parque nacional, agregó que la mayoría de ellos tienen actividad nocturna, y si bien hay registro en la región costa de la interacción humano-cocodrilo, la probabilidad de ataque es muy baja, resaltó que son de gran importancia para el equilibrio del ecosistema.

“Son animales muy tranquilos a pesar de su apariencia, debemos respetar a los cocodrilos ya que se encuentran en su habitad, y forman parte importante dentro del ecosistema, ellos logran abrir canales dentro de la laguna que permiten el recambio y el flujo del agua dentro del sistema, además que son depredadores que pueden controlar a otras poblaciones y a su vez cuando son crías son alimento para otras especies forman parte importante de la cadena trófica y de la salud de la laguna”.

Finalmente, resaltó que la época de reproducción se da en los meses de febrero y marzo, los huevos los ponen a finales de abril y principios de mayo entre 30 y 70 huevos por nido, la hembra puede activar un instinto de protección y tornarse más agresiva cuando algún animal o humano están cerca de sus nidos; la incubación dura de 80 a 90 días, es en el mes ese de julio agosto debemos tener la presencia de nuevas crías.

Información de Pedro Hernández / Foto: Cortesia/Archivo/Conanp

También podría gustarte
EN VIVO: W Radio