Tumba Siete

La desesperación

La epidemia por Coronavirus nos sorprendió a medio caudal, sin que lo antiguo hubiese perecido ni lo nuevo terminara de nacer, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador está ¡así!… del precipicio. 

Con los fundamentos macroeconómicos erosionados hasta el límite, el gobierno de la cuarta transformación luce con garbo el distintivo de hacer poco o nada para frenar el desempleo que arrasa el país, que para el primer trimestre de 2020 ronda el 3.5% de la población económicamente activa, equivalente a 1.9 millones de personas sin trabajo, cifra superior a los 1.88 millones que estaban en esta condición en el mismo periodo de 2019, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Mas que el COVID-19, la enfermedad que está minando al gobierno Lopezobradorista es la desesperación; porque, aunque la crisis sanitaria aún no ha remitido, el virus de la prisa por reabrir la economía ante una eventual crisis económica parece haberse apoderado del inquilino de palacio nacional.

Desde finales del mes pasado, el gobierno de los Estados Unidos urgió al presidente López Obrador a reabrir la economía para activar las cadenas de valor que comparten ambas naciones, el sector industrial mexicano es un asunto de máxima prioridad para la seguridad de aquel país. 

Tan es así que el Embajador de Estados Unidos en México, Chistopher Landau, ha intentado, no sin esmero, persuadir al gobierno nacional para que elimine las restricciones a los fabricantes mexicanos, con la velada advertencia que, de seguir paralizadas, esas cadenas de valor podrían migrar a otro país.

El presidente del consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, Fernando Ruiz, ha hecho hincapié en que si no se reabren las actividades económicas el golpe en el bolsillo será mayúsculo; la razón: que el 60% del PIB nacional se apoya en el comercio exterior. Por eso la urgencia de operar al unísono con Estados Unidos y Canadá para evitar la caída en los ingresos y empleos.

Hoteles, restaurantes y líneas áreas han enfrentado en lo que va de la pandemia la peor de las tempestades en su historia. Un botón de muestra: De acuerdo con Germán González, presidente de la Cámara Nacional de Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados, ya se han perdido 300 mil empleos del ramo, compuesto en un 97 porciento por pequeñas y medianas empresas.  

Las aerolíneas ha tenido que sortear el vendaval en la amarga orfandad y resentir la caída del 45 por ciento en sus ingresos netos. Al paso que va, según datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, la industria aérea nacional podría perder 117 mil puestos de trabajo y 6 mil 400 millones de dólares durante el año. 

A esta precariedad, falta sumarle las penurias del sector informal, de los que perdieron su empleo y los que ya se agolpaban en las calles con sus vendimias, ellos también necesitan volver a la normalidad para poder obtener los ingresos que les permitan alimentara sus familias. 

Innegable, el confinamiento les pegó duro en el bolsillo, tal vez con más rigor que a otros sectores.  Ante el descenso en sus ventas por la baja movilidad de personas, el sector informal en México tambien lucha en la más terrible soledad por su supervivencia.

La Tenebra

Ayer, a las ocho de la noche, casi en cadenas estatal explotó la bomba, 161 nuevos contagios se agregaron a la estadística oficial por el nuevo Coronavirus, que pasó de las 445 a los 606 confirmados en tan solo 24 horas.

Qué causalidad que esta cifra apareció justo en el primer dia de la “Nueva Normalidad” en Oaxaca. Como dijera el personaje de Derbez ¿coincidencia o destino? 

En el informe de hoy, Rosalilia García Kavanagh, subdirectora general de Innovación y Calidad de los Servicios de Salud de Oaxaca, matizo la estridencia del anuncio previo argumentando que este salto exponencial en los positivos a la enfermedad se debió a que a la contabilidad del impacto se adoso el resultado de dos laboratorios privados autorizados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia epidemiológicos (InDRE). 

Deslinde o siempre casualidad, las cifras de esta jornada empujaron a la estadística hacia los 692 confirmados, 4.7 veces -en tan solo 18 dias- los 147 contagios acumulados a hasta el primero de mayo, cifra que tomó 49 dias completar, a partir del 14 de marzo en que se oficializó el primer contagio.

Un cálculo maligno, que, con el lenguaje del silencio, le puso freno sin mediar confrontación, a la estrategia de reapertura de las actividades sociales, educativas y económicas en Oaxaca, que brotó de las prisas del presidente López Obrador y no de la mesa de los expertos.

Llego el COVID-19 al staff de Alejandro Murat

Alrededor de las 21:14 horas de este martes, 19 de mayo, a través de cuenta oficial en Twitter, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, adelantó que su secretario privado, Alejandro Nassar Piñeiro, dio positivo a la prueba de Coronavirus SARS-CoV-2, y reveló que por protocolo ya se realizó la prueba y estará en aislamiento preventivo. Esperemos que la ensayo resulte negativo.

Una de dos, o solo se trata de una fake news o de un acto irresponsable, pero corre en le pasillo de los trascendidos que Carlos Rivera Castellanos y Gabriel Cue Navarro, secretarios de Turismo y de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura, respectivamente, dieron positivo a COVID-19, lo extraño es que en sus cuentas de Twitter no aparece comunicación alguna sobre el tema y la vocería del Gobierno estatal tampoco se ha pronunciado al respecto.  

Mal dia para el Hospital Presidente Juárez del ISSTE en Oaxaca

El director de esa unidad hospitalaria, Jesús Gonzalo López Cruz, confirmo que dio positivo al patógeno. Hecho que exhibe la vulnerabilidad de los trabajadores de la salud, nuestros héroes sin capa, frente al avance de la pandemia. ¿Se enterará José Antonio Ramírez Pineda, hijo del recordado ex gobernador de Oaxaca, Heladio Ramírez López, de las condiciones magras y de peligro en las que trabajan el personal de esa noble institución? ¿Hará algo? Son preguntas que esperan sentadas, como cuando vas a consulta a ese nosocomio.

También podría gustarte
EN VIVO: W Radio